Columnas

El fisco no es el pueblo

La dolarización salvó al Ecuador, pero debió hacerse a 5.000 sucres y no a 25.000.

Rafael Correa dejó a Ecuador en agonía. Con la “mesa servida” se burló de Lenín. Es mérito del presidente Moreno librar al país del ególatra, bastardos intereses y depredadores sociales.

La dolarización salvó al Ecuador, pero debió hacerse a 5.000 sucres y no a 25.000. Alemania, Suiza, China, India, Chile (agredido, como Ecuador), México (en ascuas), Estonia, Letonia, Lituania, Inglaterra, Taiwán, Singapur, Hong Kong, Japón. EE.UU. Inglaterra, son parte del primer mundo. 

Colbert (1619-1683) zar económico de Luis XIV (1643-1715), decía que “el arte de tributar consiste en desplumar un ganso” y lograr la mayor cantidad de plumas con la menor cantidad de graznidos”. “El pueblo es un descomunal ganso a desplumar con tanta eficacia como sea posible”. 

El fisco no es el pueblo. “Fiscus” (latín) era la canasta para llenar las arcas que mantenían al gobernante y a sus gastos. Es “Leviatán” (1651 Hobbes). Gravar a los ricos para dizque beneficiar a los pobres fue invento de Marx (1848) en el Manifiesto Comunista con el “impuesto progresivo” para despojar del capital a la burguesía “a favor” (¿?) de los proletarios. Aumentando impuestos se reduce la recaudación. Impiden producir. Inhiben el progreso. Incentivan la evasión. 

Arthur Laffer (1941) dijo: “La eliminación o disminución de impuestos aumenta lo recaudado por el fisco” (la curva de Laffer). Reducir impuestos genera trabajo y producción. Con esta política (1981-1989) Reagan hizo grande a EE. UU. Menos impuestos mayor crecimiento social.

El frente económico aplica políticas erradas y obsoletas (Keynes y Samuelson) que nos mantienen en el cuarto mundo. 

Rompa con el pasado, señor presidente. Haga historia. Cierre las aduanas. Arancel cero al mundo. Empresas, con riesgo propio, invertirán miles de millones de dólares. Y habrá cientos de miles nuevos trabajos. Podrá renegociar deudas sin el FMI.