Columnas

Defensa de la democracia

Organizado por el Instituto Interamericano para la Democracia, se realizo en Miami el Foro para la Defensa de la Democracia de las Américas, en que participaron grandes personalidades y expresidentes. En el primer panel intervinieron Mauricio Macri de Argentina, Andrés Pastrana de Colombia, Luis Guillermo Solís de Costa Rica, Osvaldo Hurtado de Ecuador, y en el segundo panel Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos - OEA y el invitado especial, Lenín Moreno, presidente de Ecuador.

Todos coincidieron de una u otra forma, en que la democracia de la región a fines del siglo veinte y los primeros años del veintiuno se encontraba floreciente, se habían desterrado las dictaduras militares. No obstante aquello, existía la penetración de movimientos subversivos y sediciosos dirigidos por la izquierda beligerante y combativa, exportada desde Cuba por Fidel Castro. En 1999 asume la presidencia de Venezuela Hugo Chávez, militar golpista, admirador de Castro, que declara la República Bolivariana y después la ideología Castro-Chavista, que pasó a ser el Socialismo del Siglo XXI, cuyo creador es Heinz Dieterich y que luego se denominarían “progresistas”. En 2007 otro admirador de Castro asume la presidencia de Ecuador, Rafael Correa.

La democracia de los países de la región se ha visto afectada por varios factores, entre ellos estructurales, como la pobreza y desigualdades, falta de educación y trabajo, disrupción tecnológica y su mal uso con las ‘fake news’, corrupción en todos los estamentos y niveles, el narcotráfico, la guerrilla y el terrorismo. Otros factores como el populismo y demagogia, surgimiento y afianzamiento de la autocracia totalitaria, desinstitucionalización de los organismos de control, estamentos y funciones del Estado, descrédito de las Fuerzas Armadas, Policía e Iglesia, politización de la Justicia, infiltración y toma de los sistemas educativos.

Todos coincidieron también en que el más grande logro de Lenín Moreno es haber rescatado la democracia y haber restaurado las libertades, entre ellas a la información y la comunicación.