Traición a la patria

  Columnas

Traición a la patria

Y que gracias a esto se roban $ 2.697 millones de dicha reserva, mediante exportaciones ficticias que le dan el dinero de todos a más de 300 empresas extranjeras.

Imagine que alguien es presidente de un país y abusando de eso, se pone de acuerdo con el presidente de otro país para diseñar, entre ambos, un sistema con el cual saquean la reserva monetaria del banco central. Y que gracias a esto se roban $ 2.697 millones de dicha reserva, mediante exportaciones ficticias que le dan el dinero de todos a más de 300 empresas extranjeras. Peor que la serie de Netflix, La casa de papel.

¿No es esto traición a la patria?

Súmele ahora la entrega del territorio nacional a los carteles de la droga: Sinaloa, Jalisco y El Golfo, que vienen, se instalan y se reparten el país para traficar, porque -mientras nos mantenían 10 años sin radares- se permitía el libre consumo de drogas, lanzando así, a cientos de miles de jóvenes en las garras del vicio. Llegando al extremo de que ahora hay adictos de 7 años, sicarios que disparan y matan a diestra y siniestra todos los días del año, y un nuevo poder afincado en las cárceles, donde los presos le caen a balazo limpio a la Policía, que ingresa a tratar de recuperar el control de ellas.

Todo esto mientras las bandas delincuenciales se enfrentan con granadas y fusiles de asalto M5 ante una aterrorizada ciudadanía. En medio de una situación económica pavorosa, porque se le chorearon $ 8.000 millones al Banco Central, quebraron al IESS y construyeron centrales hidroeléctricas inservibles para llevarse el billete, despilfarrándolo en aeropuertos donde no vuelan ni las moscas y endeudando al país hasta el fin de los días, mientras sacaban $ 70 mil millones a paraísos fiscales luego de robarse la plata del terremoto.

¿No es todo esto traición a la patria? Pero resulta que este es un delito mal tipificado -ex profeso- para proteger a los traidores: solo lo cometen militares en tiempo de guerra.

“Los tipos penales están ahí”, decía un petulante con ínfulas de genio. Sí, están ahí. Pero no sirve para maldita la cosa un “tipo penal” que no permite condenar al tipo que nos hizo esto. Se requiere una reforma penal y una nueva constitución para poder condenar a este tipo por traición a la patria.

U otros tipos volverán a hacerlo.