La deuda china

  Columnas

La deuda china

'¿Es justa la deuda china y debemos pagarla?'.

Gracias al “genio”, China, se lleva el petróleo como garantía de sus créditos. Y Correa, múltiple PhD, “Lovaina boy” y verdadero “mago” de las negociaciones, contrató la deuda a tasas de interés que fluctuaban entre el 6 y 7,25 %, mientras a Evo Morales -ni siquiera bachiller- le prestaron al 2 %. (“Alguien” se llevó la diferencia). La prueba del atraco es que en diciembre de 2018 el presidente Moreno fue a China y consiguió 100 millones al 2 % y a 20 años plazo. ¿Fiscalía? Mejor me río. Además, sin garantía petrolera y sin entregarle contratos “a dedo” a sus empresas. Correa había negociado de tal forma que por los préstamos estas construían nuestras centrales hidroeléctricas. Ahora se caen en pedazos. Pregunto: ¿Correa es chino… o trabajaba para ellos? Porque la balanza se inclina descaradamente a su favor por donde sea. Privilegiar los intereses extranjeros sobre los nacionales es traición a la patria por donde quiera que se lo mire. Claro, la figura penal fue hábilmente suprimida y aquí la traición a la patria es un delito que solo lo pueden cometer los militares en tiempo de guerra (o sea nunca), gracias a que el rebaño de borregos, para proteger al traidor belga, no tipificaron como delito que el gobernante favoreciera los intereses extranjeros sobre los nacionales. Entonces… ¿es justa la deuda china y debemos pagarla? No señor. Porque además ellos son los culpables de lo que nos pasa. En Apocalipsis 6.2 se lee: “Vi aparecer un caballo blanco; el jinete tenía arco, se le dio una corona y salió como vencedor”. Y ese caballo con su corona de muerte y destrucción salió de China. Pero específicamente, por el ocultamiento de la verdad. Un estudio elaborado por la Universidad de Southampton revela que el número de casos de Covid-19 en aquel país, pudo haberse reducido un 86% si la información que la China le ocultó al mundo desde diciembre hasta el 20 de enero, se hubiera conocido a tiempo. Esas 3 semanas fueron cruciales. Y eso aplica al resto del planeta. Por eso, al que intente pagar la deuda china hay que fusilarlo. Por las mismas razones que al otro.