Columnas

La pandemia ecuatoriana

El nuevo mandatario estará obligado a levantarlo desde cuidados intensivos.

La pandemia en nuestro país es el virus “morenista” que desaparecerá, ojalá para siempre, luego de cuatro años que se cumplirán a fines de mayo de 2021, tras casi ocho meses que nos pesarán como plomo y en los que el presidente Moreno habrá cumplido su proyecto de hacer tabla rasa del futuro del país.

El nuevo mandatario estará obligado a levantarlo desde cuidados intensivos. Pero la sensación de liberarnos por fin de la pandemia morenista bastará para empezar cualquier proyecto renovador, que no recoja a icónicos capataces de la persecución y el odio anticorreísta, como siguen siendo la fiscal general, el contralor y la función Judicial, que a través de jueces y tribunales de esbirros se ceba en infligir el mayor daño posible a exfuncionarios del régimen anterior, como Alexis Mera, eficiente secretario abogado del expresidente Correa, a quien se empeñan en convertir en “chivo expiatorio” de todos los rencores guardados contra aquel, como lo prueba la página primera de diario El Universo, que muestra cuando Mera es sacado de su domicilio para ser trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Latacunga, donde la pandemia morenista tiene recluido al exvicepresidente Jorge Glas, que purga una pena de seis años por supuesto cohecho en el caso Odebrecht.

Si Glas y Mera tienen su domicilio y familias en Guayaquil, ¿por qué agravar su situación llevándolos a Latacunga? Por hacerlo en nombre del expresidente a quien no les ha sido posible capturar para someter a igual humillación. “Y la feria continúa”, como habría dicho Correa.

Ya autorizó Moreno la libre importación de derivados de petróleo. Pero son muchos meses que a los cañicultores no se les paga la caña que entregaron para el etanol que procesa y comercia Petroecuador, y no saben si la mezcla con etanol para procurar una gasolina más amigable con el medioambiente va a seguir produciéndose.

¿Seguirá Moreno con su adicción a espiar a los familiares del expresidente Correa, como hizo durante años con sus hijas Sofía y Ann Dominique a través de la empresa UC Global S.L., según Correa denunció y reportara el diario español El País? Por sus obras los conoceréis, dice la Escritura.