Reto a lo pandemia

  Columnas

Reto a lo pandemia

La fórmula exitosa fue la unión en la reacción y en la acción en el combate al virus.

A nivel nacional la inseguridad ha alcanzado niveles inimaginables de dureza y mortalidad, como inimaginablemente dura y mortal fue la pandemia.

Al igual que el virus en pandemia requirió tiempo para su incubación y tomado el cuerpo se evidenciaron los síntomas, al narcotráfico internacional le tomó 15 años armar sus estructuras a vista y anuencia de los gobiernos de la revolución ciudadana, iniciándose con el de Correa, tal como lo manifestó recientemente en un noticiero de televisión en Guayaquil, el exvicepresidente de Colombia en el gobierno del Dr. Álvaro Uribe, diciendo que no avisaron del bombardeo a Angostura (Oriente ecuatoriano), donde se encontraba el campamento de reposo del guerrillero de las FARC, Raúl Reyes, porque de haberlo comunicado al presidente Correa, este habría alertado a Raúl Reyes para que escape.

Siguiendo con el símil de la pandemia con el COVID-19, la inseguridad y el estallido de violencia que hoy vive la sociedad ecuatoriana, sería equivalente a los síntomas presentados por el cuerpo una vez transcurrido el período de incubación.

Al igual que en la pandemia, la inseguridad causada por la delincuencia se ve inmanejable, pero en la pandemia Guayaquil se reivindicó, y de ser ejemplo de muerte pasó a ser ejemplo de reacción, acción y de combate a ese enemigo inimaginado e inesperado. Igual circunstancia sucedió en el país con la llegada del Gobierno del encuentro, cuando unidos todos, ciudadanos, empresa privada, gobierno nacional y gobiernos seccionales, actuando con ayuda internacional, coordinada, efectiva y disciplinadamente, logramos vencer la pandemia. “La disciplina vencerá a la inteligencia” (refrán japonés), así quedó demostrado en la lucha contra la pandemia. La fórmula exitosa fue la unión en la reacción y en la acción en el combate al virus.

Deponer posiciones personales y partidistas e implementar en el combate a la delincuencia e inseguridad, al igual que en la pandemia la fórmula exitosa es el reto para los políticos, fuerzas del orden, Gobierno nacional, gobiernos autónomos descentralizados y ciudadanía en general.