La vacuna

  Columnas

La vacuna

"...esperamos que Ecuador invierta más en investigaciones científicas y que en este año emerja una autoridad que no quiera ser estrella de pop sino un simple servidor que consiga la vacuna para todos"

China, EE. UU., Israel, Reino Unido, Rusia, Alemania, Italia, Canadá, España, Baréin, Polonia, Dinamarca y Argentina, son los países que más han vacunado. Destacándose Israel en el primer lugar, vacunando a más de un millón de ciudadanos. Por si acaso, Ecuador no está ni en el último lugar de la lista.

Son vacunas producidas por varios laboratorio y cada vez elaboradas con mayor facilidad de transportarse.

En primer lugar, deberíamos agradecer la rapidez con la que se ha encontrado esta vacuna. La historia nos arroja algunos datos con los cuales podríamos suponer que ha sido la vacuna más rápida en ser descubierta. Por ejemplo, para prevenir la Tuberculosis, descubierta en 1882, se encontró la vacuna en 1927; en 1981 apareció la vacuna contra la meningitis de 1889; y la varicela, en 1950, se evita con la vacuna de 1970. La malaria, el VIH, el zica y el ébola todavía no cuentan con una vacuna definitiva.

Según los expertos, esta rapidez se debe a los avances tecnológicos, técnicas de cultivo de bacterias y virus e investigaciones específicas en laboratorios. Los avances de la biología molecular y química con los que contamos han sido elementales, por ejemplo, para vacunas contra la hepatitis B y otras. Esperemos que ese propósito de la biología médica de que el mismo cuerpo sea capaz de curarse a sí mismo, con ayuda de fármacos y otros elementos, sea lo suficientemente amplio para conquistar más vacunas o curas de enfermedades catastróficas.

En segundo lugar, creo que este reto de sanarnos de la COVID nos ha empujado a otro nivel de mirar las cosas. Ya no habrá un candidato que pueda no ofrecer Salud científica, pública y al alcance de todos, aunque sepamos que aquella miseria de corruptos que lucran de medicina se reproducirán como moscas, pero para ellos habrá una nueva generación lista para eliminar su conducta.

Finalmente, esperamos que Ecuador invierta más en investigaciones científicas y que en este año emerja una autoridad que no quiera ser estrella de pop sino un simple servidor que consiga la vacuna para todos.