Mi lectura de las elecciones

  Columnas

Mi lectura de las elecciones

"El empate se romperá pronto y debemos aceptar el resultado. Sin violencia, con altura y respeto a la democracia"

Empiezo reconociendo la participación de la ciudadanía que se acercó a depositar su voto, contradiciendo el falso anuncio de un gran ausentismo.

Reconozco que las sorpresas aparecieron al momento del anuncio de las tendencias. Los votos que favorecieron a Hervas, quien sin estar afiliado a la Izquierda Democrática se adhirió a este viejo partido político que en la actualidad carece de liderazgo.

Dicho partido ha guardado silencio si se suma o no a las propuestas de los candidatos de segunda vuelta. El excandidato naranja, individualmente, ya dijo que no apoyará a nadie, guardando su temporal fama para sí mismo, y no para la crisis política nacional.

Otra sorpresa fue el inicio de la decadencia del correísmo, su porcentaje de votos fue mucho más bajo, diez puntos menos aproximadamente, de sus últimas elecciones. Teniendo en cuenta además, que su binomio tiene, tal vez más pronunciadas, las mismas características de personalidad sumisa del binomio Moreno-Glas.

Sin duda el mayor asombro es el empate técnico entre Guillermo Laso y Yaku Pérez. El candidato por Pachakutik luce carente de liderazgo interno. Me explico. Según varias declaraciones de su grupo no cuenta con la confianza, como la que se tiene a un líder, de su partido. Muchas voces indígenas han anunciado que si no gobierna para ellos se levantarán, su binomio dice no estar de acuerdo con esas amenazas y que ella respeta la diversidad. Por otro lado, reconozco que han votado por él como rostro de izquierda, que tradicionalmente convoca a la Sierra y Amazonía.

El desacierto recae sobre Diana Atamaint, índigena y presidenta del CNE, que sutilmente pronuncia el nombre de Yaku Pérez como segundo candidato, a sabiendas de que tiene con Guillermo Lasso (y mantiene mientras escribo este texto) un empate técnico. ¿Es una percepción o usa esa comunicación confusa deliberadamente? Sea lo que sea, su conducta no alcanzó a satisfacer lo que exige su cargo.

El empate se romperá pronto y debemos aceptar el resultado. Sin violencia, con altura y respeto a la democracia.