Columnas

Crisis del ‘correismorenismo’

'Esperábamos más, por lo menos esperábamos que no nos pasen dos veces la misma indecente factura de mal manejo económico del ‘correismorenismo’'.

La crisis económica es la consecuencia del derroche del gobierno anterior y la ineficiencia del gobierno actual. No ha habido ninguna política definida y clara, más bien nos han despistado con anuncios parches acerca de una materia, nada integrado, nada que nos genere la sensación de ir sobre una ruta segura.

Esta crisis se agudiza en un escenario mundial que nadie esperaba. La aparición de un virus y su variada dinámica según el país que visitó, aumenta el déficit en la producción y el comercio, sin perjuicio del no tan pequeño conjunto de eventos internacionales organizados para estrechar relaciones de negocios y políticas regionales, hoy cancelados.

Una economía tan frágil como frágil es la estructura política del gobierno del presidente Moreno. Tan frágil como es el Consejo Nacional Electoral que no tiene mucha autoridad técnica para salvaguardar las cercanas elecciones, y tan frágil como resultó ser nuestra fuente de ingresos petroleros pues, como sabemos, cayó abruptamente el precio del barril de $45 a $30 en apenas horas.

¿Quién se hará cargo de un país marcado por una crisis tan compleja?

La tabla criminal que permite portar drogas sigue vigente, ¿quién se sigue beneficiando?

¿Quién se beneficiará desapareciendo a servidores públicos eficientes, acaso los círculos de corrupción? ¿Cuál es el aporte de las telefonías públicas y privadas? La clase media pagará perdiendo empleos, gravando sus vehículos. ¿Es constitucional que el Gobierno tome parte de tu sueldo porque no supo manejar finanzas públicas?

Creo que siempre supimos que la transición del gobierno anterior a uno en el que se pueda opinar sin ser violentado no iba a ser excelente, pues, en su mayoría, los servidores siguen siendo de Alianza PAIS. Sin embargo, sí esperábamos, por lo menos, no endeudarnos más, algo de prudencia y menos “medidas a nuestro bolsillo”.

Esperábamos más, por lo menos esperábamos que no nos pasen dos veces la misma indecente factura de mal manejo económico del ‘correismorenismo’.