Columnas

Trucos y monopolio II

"La subasta del 2016 fue nefasta y perjudicial para los intereses de la salud por sus catastróficos resultados"

Continuando con el Sercop, antes de prostituirse, organizó la subasta del 2011 que fue muy buena, pero luego los oscuros intereses de un entorno corrupto le hicieron perder el norte.

La subasta del 2016 fue nefasta y perjudicial para los intereses de la salud por sus catastróficos resultados, evidenciándose cual horrenda aberración en materia de compra de medicamentos, que, al Gobierno y Ministerio de Salud, les importaba un soberano rábano la vida de los ecuatorianos y que lo único que perseguían era comprarlos baratos, sin importarles para nada su calidad e impacto biológico.

El único requisito para concursar era presentar la cédula de ciudadanía, el RUC o el pasaporte en caso de ser un oferente extranjero. Una vez hecha la adjudicación se daba al ganador la opción de sacar el Registro Sanitario y completar la documentación.

Hubo ofertantes que jamás cumplieron y se adjudicaron como ganadores a una cantidad increíble de productos basura que tuvieron que ser desechados. Uno de los ganadores fabricaba criollamente los medicamentos en su garaje.

¿Y los procedimientos torcidos? Cuando un gerente o director de una casa de salud necesitaba adquirir medicamentos o insumos, llamaba a su compadre pidiéndole se los cotice al precio más alto posible y luego le encargaba conseguir entre sus “panas” dos cotizaciones adicionales más caras. Eso explica cómo los contratistas del Estado tienen 8, 10 compañías afines o más con las que juegan en los concursos. Van al Sercop las ofertas y como allí todo está amarrado, gana la del compadre -con sobreprecio- y todo está consumado.

Otro de los trucos que funciona bien es declarar la compra como de “Emergencia”. El gerente o director llama a su compadre y le dice que va a hacer una compra emergente y que le cotice de inmediato junto con dos empresas afines los ítems que va a adquirir. Una vez que está todo listo, publica el requerimiento dando 3 días de plazo para presentar las ofertas.

Siendo difícil presentarlas en tan corto plazo, solo podían hacerlo las tres empresas del compadre, una de las cuales es la ganadora.

Y sigo andando…