Columnas

Trucos y monopolio (final)

"Basta de contubernios. A trabajar honestamente por el futuro de la patria"

Alguien con lengua ágil y escasa materia gris tuvo la peregrina idea de crear un organismo centralizado para la compra de medicamentos, con el propósito de transparentar el proceso y lograr negociaciones dizque honestas.

Basta analizar la era miserable del Sercop, viendo cómo los buitres y vampiros androides sueltos del Carchi al Macará, hicieron de las suyas en materia de contratos, compras de medicamentos, alimentos, insumos y equipos médicos.

Debemos reconocer que con el escalofriante ejemplo del período correísta, la corrupción se universalizó en el país y casi todos los funcionarios públicos, atracan, coiman, trafican y hacen de las suyas con la consigna de asaltar y robar cuanto sea posible para tener opción de conseguir un juez complaciente que no ordene la prisión preventiva a cambio del uso de un grillete electrónico que, así como van las cosas, pronto será parte de la vestimenta de los ecuatorianos.

Centralizar las compras, será el inicio de la concentración del tráfico de influencias, del robo, la coima y el sobreprecio.

Si a un grupo farmacéutico se le encarga el cometido, siendo fabricante de medicamentos y estando relacionado con un laboratorio que los elabora, al producirse la necesidad de Amoxicilina suspensión y teniendo el grupo la suya propia, procederá por conveniencia a ofrecerla sobre cualquier otra opción, asegurando la venta y la ganancia, es decir se producirá una verticalización en materia de pedidos y ventas, que servirá para enriquecer al grupo en desmedro de todo el abanico de ofertantes existentes, tanto nacionales como internacionales.

Se suprimirá por otra parte todo tipo de compra “emergente” donde se escoge a dedo al beneficiario y en caso de una obra civil o similar, esta deberá estar plenamente justificada y aprobada por una comisión ‘ad hoc’.

Se deberá nombrar a funcionarios minuciosamente escogidos, idóneos y probos para el ejercicio de sus responsabilidades, con miras a generar progreso y lograr el éxito administrativo-financiero de la gestión.

Basta de contubernios. A trabajar honestamente por el futuro de la patria.

Y sigo andando…