Guillermo y Fabián

  Columnas

Guillermo y Fabián

Su abordaje en materia de programas de nutrición ha sido fundamental como factor terapéutico y sobre todo profiláctico para la prevención y control de la diabetes. Su gestión es motivo de orgullo nacional

Disfrutamos de un oasis intelectual gracias a dos profesionales ecuatorianos, los doctores Guillermo E. Umpiérrez y Fabián Ortiz H., cuyos nombres brillan en el panorama científico mundial.

Conocí a Guillermo desde sus años mozos, habiéndose distinguido por su seriedad, anhelos de superación y una actitud ascética orientada hacia la investigación. Luego de su inicial etapa de internista, fortalece su capacitación en la Universidad de Emory, convirtiéndose en un endocrinólogo de particular jerarquía en calidad de director de uno de los más importantes programas de la especialidad, que se complementa con el diseño de guías de tratamiento para la diabetes e investigación con antidiabéticos de última generación, acciones y aportes que le valieron ser declarado ganador del premio Liderazgo Tecnológico en Diabetes.

Su abordaje en materia de programas de nutrición ha sido fundamental como factor terapéutico y sobre todo profiláctico para la prevención y control de la diabetes. Su gestión es motivo de orgullo nacional.

En Nefrología, se destaca el Dr. Fabián Ortiz Herbener, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión-SLANH con la misión de implementar la formación continua para el personal y fortalecer la difusión científica de la especialidad.

Desde el colegio se evidenció como alguien capaz de todo sacrificio en aras de cimentar sus conocimientos, demostrando además una ferviente vocación hacia la ciencia de Hipócrates. Viajó a España para especializase, cosechando triunfos y se hizo acreedor a innúmeras distinciones y premios por su valioso desempeño, habiendo dado con su actividad un gran realce a la Nefrología ecuatoriana. Su gestión se orienta a la creación de una base de datos de salud de los ecuatorianos para un mejor conocimiento y adecuada referencia, así como fortalecer la especialidad en el Ecuador para reducir nuestro retraso, sobre todo en materia terapéutica, habiendo expresado que es fundamental una adecuada cultura nutricional o gastronómica con miras a orientar adecuadamente la alimentación infanto-juvenil.

Y sigo andando…