Columnas

Electrocutados

"No se burlen ni politicen el Sistema Eléctrico manteniendo 'el reparto'".

El presidente ordenó al ministro de Energía destituir al director, Sr. Lucio, y reemplazar a todos los gerentes de las empresas eléctricas regionales, al subsecretario de Electricidad, al interventor de CNEL, y acusarlos por robo.

El presidente se olvidó del interventor Ing. Donald Castillo, quién debió reaccionar ‘ipso facto’ ante los arbitrarios cobros de energía eléctrica, suspendidos por orden de una jueza, hasta el arribo de una nueva tarifa.

En la pandemia, se fija la tarifa de la dignidad en $ 0,04 el Kw/h para un consumo menor a 500 Kw/h y sobre este consumo en $ 0,105 el Kw/h, a diferencia del tarifario anterior que señalaba la tarifa más baja de 01 a 50 Kw/h en $ 0,078 y la más alta sobre 3.500 Kw/h en $ 0,6812. El gobierno del desterrado castigó a los usuarios de la costa por usar aire acondicionado. El Ministerio de Energía y Arconel están en Quito y al no conocer la costa, les importaba un carajo que los monos se mueran de calor.

Exportamos a Colombia a $ 0,05 el Kw/h, y la pagamos a $ 0,105 el Kw/h. Lo exportable debería pagarse a $ 0,6812 Kw/h. No vengan con el cuento de la transmisión y la distribución. El costo debió ser el 75 %, a $ 0,25 Kw/h la energía hidroeléctrica + 25 % y los otros costos y gastos unos $ 0,06 totalizando $ 0,31 el Kw/h. Con la tarifa de la Dignidad ganan bien y ayudan al pueblo.

¿Y los balances de las eléctricas? Ignorados por sus dueños (nosotros), por los empleados; desconocemos los costos de la energía; de comercialización; los administrativos o si están pagando a las represas mal construidas en el gobierno anterior y con inmensos sobreprecios, como Coca Codo Sinclair, a punto de desplomarse, y donde están inmersas autoridades del más alto nivel. El interventor oculta todo y permite el robo en las facturas. El presidente prometió revisión de tarifas, ofreciendo un nuevo tarifario.

No se burlen ni politicen el Sistema Eléctrico manteniendo “el reparto”. Nombren verdaderos administradores y que los ingenieros eléctricos sean los gerentes técnicos, evitando así este robo imparable. Electrocutemos a los pillastres.

Y sigo andando…