Irresponsabilidad al máximo nivel

  Columnas

Irresponsabilidad al máximo nivel

Hay que individualizar los costos y hacer que paguen quienes merecen las sanciones, no globalizar las restricciones. Luces para el equipo del presidente Lasso.

Sigo un diplomado de formación social, de la asociación mexicana de empresarios cristianos, USEM, filial de nuestra ACE. En el módulo de esta semana -Perspectiva ética de la economía- el expositor, comentaba que las sociedades se organizan de acuerdo a una base. Así, la base de la cultura alemana es el orden; de la cultura norteamericana, es la ley; de la cultura fenicia, era el lucro y de la latina, son las relaciones afectivas. Es muy probable que esa necesidad de contacto, de afecto, de familia, de amigos que está en nuestra raíz latina sea el gran motivo por el cual somos tan irresponsables para manejar la pandemia.

Quizás por eso el llamado a la restricción de las libertades que se nos pide, con la distancia social, mascarilla e higiene personal, sean vistos por nuestros conciudadanos como obstáculos para su anhelo social. Este problema cultural nos está llevando a una grave profundización de la crisis económica y a una amenaza a la propia democracia.

Los ciudadanos están en un modo de irresponsabilidad a su máximo nivel y no se dan cuenta del grave momento que vivimos y cómo nos va a afectar el nuevo decreto ejecutivo del presidente Moreno. Pero no somos todos. ¿Vale la pena poner en juego la vida, la economía y la democracia por los irresponsables?

Está visto que la estrategia del Gobierno, si es que la tiene, no funciona. La sanción económica no les afecta, ¿por qué no cambiamos de enfoque? Yo propongo, no castiguemos a todo el país, y mejor sancionemos de forma que les duela a los que rompen las normas. ¿Qué tal les suena una línea de denuncia de 1800 -la -farra, o algo así, que permita premiar económicamente a quienes denuncien aglomeraciones? ¿Cuál debería ser la sanción? Sigo…, ¿y si a los farreros los mandamos a hacer limpieza en los hospitales, no será que la cercanía al dolor de los que sufren, al esfuerzo de los médicos y enfermeras y a la falta de recursos para enfrentar esta pandemia, los sensibilizaría y educaría más que una multa? Hay que individualizar los costos y hacer que paguen quienes merecen las sanciones, no globalizar las restricciones. Luces para el equipo del presidente Lasso.