La Antártida

  Columnas

La Antártida

La Antártida no tiene dueño, pero sí 29 países con presencia activa en él, con bases científicas. Con abundantes recursos naturales, es un continente rocoso cubierto de hielo, con una capa que puede alcanzar 4 kilómetros de profundidad. Se cree que es rica en carbón, plomo, hierro, cromo, cobre, oro, níquel, platino, uranio y plata. Pese a que la prospección petrolera y minera está prohibida por el Tratado Antártico, sí se puede explorar con fines científicos. Los expertos estiman que bajo su suelo hay unos 200.000 millones de barriles de petróleo, mucho más que Kuwait o Abu Dabi, pero con un costo de extracción demasiado alto.

Junto a otros acuerdos relacionados, colectivamente denominados Sistema del Tratado Antártico, actualiza las relaciones internacionales con respecto a la Antártida, la cual abarca todas las tierras y barreras de hielo ubicadas al sur de la latitud 60°S, sin afectar derechos sobre el alta mar. El tratado fue firmado en Washington el 1 de diciembre de 1959 y entró en vigor el 23 de junio de 1961 al depositarse el último instrumento de ratificación de los 12 signatarios originales, aunque dejando la puerta abierta a cualquier miembro de la ONU u otro Estado invitado por la totalidad de signatarios consultivos. Desde su firma, el número de signatarios creció hasta 154 en abril de 2019, pero solo 29 tienen categoría de miembros consultivos, con plenos derechos decisorios. Los restantes 25 son considerados miembros adherentes y no gozan del derecho a votar, entre ellos Ecuador; por lo tanto, no tenemos derecho territorial, como lo admite la Constitución actual. El tratado tiene vigencia indefinida y no ha sufrido enmiendas. Puede ser modificado por unanimidad de los miembros consultivos o luego de 30 años de vigencia.

El océano Antártico también tiene grandes poblaciones de kril y peces. Su pesca es regulada por la Comisión para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos Antárticos. Sin embargo, hoy no es viable explotar esos recursos por su alto costo de extracción. Construir plataformas petroleras ‘offshore’ en las proximidades de la costa antártica, donde se cree hay vastos depósitos de petróleo y gas, también resultaría muy costoso porque allí el agua se congela en invierno.

Se calcula que la Antártida contiene el 70 % del agua dulce del planeta, ya que allí se concentra el 90 % de todo el hielo de la Tierra, y ello se está pasando por alto, aunque muchos consideran al agua dulce el bien más preciado en el futuro. Algún día podría valer más que el oro. Si el 97 % del agua en el mundo es salada, se comprende la importancia de ese recurso hídrico congelado en el extremo sur del planeta.