Columnas

Opinión del secretario general de la ONU sobre el coronavirus

"En el caso de la pandemia de coronavirus, para Guterres el manejo de la crisis del coronavirus a nivel global ha pecado de falta de sintonía entre los países"

António Guterres
Ginebra. El jefe de la ONU, António Guterres, en diciembre pasado.Fabrice Coffrini / Archivo efe

Conocí a António Guterres, exprimer ministro de Portugal, cuando era director general de Acnur, y yo representaba al país en la ONU-Ginebra.

Como buen político conversamos largo sobre la situación de América Latina y terminó felicitando a Ecuador porque en este tiempo, por las guerrillas en Colombia dábamos refugio a los vecinos que ingresaban a nuestro territorio sin marginarlos, ni encerrarlos en zonas que podían convertirse en guetos, como sucedió en otros países. Los refugiados podían residir en cualquier parte de nuestro territorio.

 

Más tarde, Guterres, ya electo como secretario general de NN. UU., se dio cuenta de los cambios que necesita ese organismo. En nuestro criterio ya es tiempo de que sea remplazado por otro, pues no ha cumplido la finalidad para la que fue creado.

En el caso de la pandemia de coronavirus, para Guterres el manejo de la crisis del coronavirus a nivel global ha pecado de falta de sintonía entre los países. “Es dramático ver toda la gente que está muriendo y el devastador impacto en economías y sociedades, especialmente sobre la gente más vulnerable”, dijo en entrevista a la BBC de Londres. Dijo no estar sorprendido “porque desafortunadamente… el mundo no fue capaz de unirse y enfrentar la COVID-19 de forma articulada y coordinada. Esto facilitó la expansión del virus, yendo de un sitio a otro, hacia el sur”.

Los problemas. Guterres habló de la gran lucha de poder entre Estados Unidos y China, de esta guerra de propaganda que se ha desencadenado, desde que la COVID-19 se convirtió en pandemia. Cree que es obvio que falta liderazgo. Eso solo puede ser posible si las potencias mundiales clave son capaces de aproximarse, adoptar una estrategia común y traer hacia ellos al resto de la comunidad internacional.

Respecto a la decisión de Trump de suspender a la aportación de EE. UU. a la OMS, considera que es esencial mantener todo lo posible los recursos de este organismo, porque en la situación actual es imposible reemplazarlo en el apoyo que da, especialmente a países en desarrollo. El norte mundial no puede derrotar al coronavirus, si el sur mundial no lo derrota también.

Guterres, sobre el cambio climático, duda sobre sus efectos pero dice que sabemos que ya está aquí y que es devastador, por lo que tenemos la obligación de organizar la recuperación de forma mucho más amigable con una economía verde y una sociedad verde. A nuestro parecer, ara en el mar. Así y todo, ha sido superior como secretario general a sus tres últimos antecesores.