Ser humano

  Columnas

Ser humano

Antropológicamente no existen las razas, sino categorías culturales con las que nos sentimos identificados.

El socialismo del siglo XXI demostró que los ecuatorianos tenemos odios escondidos que se han venido revelando progresivamente.

Existen estudios en los cuales los blancos de Estados Unidos sienten que han desmejorado su nivel de vida frente al que tuvieron sus padres. Tal vez por eso existe una reactivación de movimientos de supremacía blanca que rechazan los avances por la igualdad de derechos de las demás etnias.

Antropológicamente no existen las razas, sino categorías culturales con las que nos sentimos identificados. Todos somos seres humanos. No hay más. La clasificación por razas ha servido para fundamentar los genocidios y jerarquías de poder.

Las manifestaciones de octubre del 2019 y las de las últimas semanas tienen tinte genocida, esforzándose en crear y ampliar una brecha entre ecuatorianos.

Las paralizaciones incitadas por la Conaie han propiciado múltiples vulneraciones de derechos constitucionales a la vida, propiedad privada, trabajo, libre circulación, etcétera; cometiéndose delitos penales como asesinatos, homicidios, secuestros, rebelión, ataques violentos a la fuerza pública, paralización de servicios públicos, sabotaje, subversión y daños a bienes públicos y privados.

Las partes, tuvieron desde el inicio, la oportunidad de dialogar, ceder, aceptar errores y lograr acuerdos pacíficamente, como casi todas las personas cuando tenemos conflictos en las relaciones interpersonales; pero tuvimos que perder tanto para que se sienten a la mesa. Ojalá sea un aprendizaje para todos.

Simultáneamente, las organizaciones de derechos humanos, usurpadas por la izquierda internacional, alegaron en medios de comunicación que la represión fue violenta, en un esfuerzo por evitar que el Estado cumpla su misión de mantener la seguridad de los ciudadanos que sí respetamos la ley. Esas declaraciones no son correctas.

Los líderes de estas manifestaciones, responsables de esta barbarie, deben ser sancionados después del debido proceso.

No más amnistías por parte de la Asamblea Nacional.