Los ojos al contrapeso

  Columnas

Los ojos al contrapeso

...se aprobó el proyecto de ley para regular el aborto por violación, luego de meses de negociaciones, como cuando uno va a puestos comerciales informales, y al mejor regateo uno obtiene lo que quiere

Mi esposo siempre me dice que el presidente Lasso está volando a 30 mil pies de altura, refiriéndose a que su visión del Ecuador que quiere desarrollar y dejar es de un país con los mejores acuerdos, las mejores relaciones, seguridad y las posibilidades de crecimiento económico. Que se enfoca en lo macro que mueve la economía. Por otro lado, se aspira a que resuelva cada detalle de gestión pública.

Pero hay otro punto más que se discute y conversa en mi casa: los valores. Aristóteles decía que la práctica de virtudes cambia al ser; y Santo Tomás de Aquino toma esta filosofía y la aplica a los valores cristianos: amor, solidaridad, templanza, justicia. Si usted quiere ser justo, entonces en cada decisión de su día a día, practique actos de justicia, y así. Este ejercicio es a nivel público también, y nadie debe cambiar con un título efímero como el de funcionario y servidor público.

El jueves 17 de febrero se aprobó el proyecto de ley para regular el aborto por violación, luego de meses de negociaciones, como cuando uno va a puestos comerciales informales, y al mejor regateo uno obtiene lo que quiere. En este penoso caso comenzaron con aborto a los 7 y 9 meses; luego 5 y 7 meses; de ahí 3 y 4,5 meses. Lo que se regatea no es nada menos que sangre y carne humana: un bebé indefenso en el vientre materno. Pero el contrapeso de una Asamblea rastrera en su mayoría es el presidente, su colegislador, quien ya advirtió como candidato y presidente en funciones, su veto. No sabemos si será parcial, total y si sacará a relucir la inconstitucionalidad de algún artículo.

El mejor consejo para el contrapeso es que el veto debería ser parcial (el total se discutiría en 1 año nuevamente, el inconstitucional es darle la oportunidad a los jueces constitucionales para que sigan yéndose en contra de la Constitución); la Asamblea necesitaría 90 votos para no estar de acuerdo con el contrapeso y no los tiene. Entonces Fabián Pozo, secretario jurídico de Presidencia, tiene que comparar lo que dice la sentencia constitucional con la ley injusta aprobada en la Asamblea; y el veto debería ser sobre: remover toda mención de que el aborto es un derecho, es un delito no punible; bajar los límites temporales para abortar y equiparar en uno solo para mujeres, adolescentes y niñas, sea en zona urbana o rural, pues luego vendrá la demanda de inconstitucionalidad de por qué las mujeres urbanas no pueden abortar en los tiempos de las mujeres en la ruralidad; garantizar la objeción de conciencia sin la multa de USD 8.500 para los doctores y ampliar para instituciones de salud que respetan la vida desde la concepción; eliminar toda mención de que el aborto debe ser promovido por el Estado; incluir la obligación de denunciar y poner los requisitos para esa denuncia, porque la violación es un delito y no queremos impunidad. Hay más, como indicadores cruzados entre Fiscalía, Gobierno y Corte Nacional de Justicia y otros.

Por la frase presidencial de "respeto la decisión de la Corte Constitucional aunque no es la mía personal", imagino que hará un veto apegado a la sentencia, con valores. Aunque ser "justos justos" es imposible, hay un ser humano que será torturado y ejecutado siendo inocente; y otro libre: el violador.