Columnas

100 primeros

"Haga su lista y compártala, este es el mejor ejercicio para reconstruir participativamente nuestro país"

¡Minutos! Así es la propuesta de gestión pública del único candidato presidencial que hasta ahora conocemos que participará en las elecciones de 2021: Guillermo Lasso. ¿Será menester ayudarlo con ideas factibles? Ideas que deben servir para cualquier candidato, pero por el momento es el que ha ofrecido tener varias políticas públicas dentro de esa primera hora y 40 minutos de mandato. Entonces, mi aporte:

- Reformar el Ministerio de Ambiente y Agua para que no haya actividad sin permiso, y no esperar hasta 10 años para que les autoricen o aprueben documentos, registros, licencias, auditorias y permisos varios. Que se exija declaración juramentada, el estudio respectivo de impacto ambiental, un mecanismo permanente de participación ciudadana digital y físico. Funcionario que no cumple en 30 días revisión y aprobación, se va a su casa y no podrá tener carrera en el servicio público. A ver si así se toman en serio los recursos naturales y el desarrollo sostenible.

- Iniciar proactivamente la búsqueda de empresas con maquinarias, equipos y tecnología eficiente para obtener el incentivo tributario menos usado y de mayor impacto al flujo de caja: la doble depreciación de ese activo por contribuir a mejorar indicadores ambientales. Queremos empresarios verdes y empresas eficientes y no contaminantes por encima de los límites permisibles, listo aquí una salida.

- Reducir la cantidad de informes de parte del Ministerio de Economía y Finanzas para obtener diferimiento arancelario de maquinarias que reduzcan uso de energía y agua, o impacto ambiental. Actualmente son 4 informes de la misma institución, lo que deviene en desincentivo para usarlo, en demoras ilógicas, y podría ser en corrupción. El resultado de menos tiempo es una empresa o emprendimiento con mejor productividad.

- Permitir que un porcentaje del impuesto a la renta sea donado a obras sociales que disminuyan el desperdicio de alimentos y contribuyan a cero hambre. Derogar la obligación de pagar IVA por los productos que van a donación. Prohibir que los alimentos sean incinerados y no donados (práctica usual de multinacionales).

• Como lo propuso la exministra Lourdes Luque de Jaramillo: control forestal satelital. Es inmediato el control y la sanción. Previene tala de árboles y logra conservación de biodiversidad.

- Permitir la comercialización del suero de leche, con todo el rigor de usar normas INEN para su producción, transporte y comercialización (y así nunca más enfrentar una actividad productiva contra otra, que son partes de un mismo encadenamiento productivo).

- Prohibir la comercialización de pesca incidental de cualquier escualo (tiburón o mantarraya). Créanme que todos los ‘millenials’ y los que no lo somos pero que tenemos espíritu ambientalista, estaríamos a favor de un candidato así.

• Aplicar el Acuerdo de Escazú sobre acceso a la información pública. Así quedaría removido ‘ipso facto’ de su cargo aquel funcionario que no entregue información.

¿Qué les parece? Tengo más -cómo agilizar alianzas público privadas- pero el espacio me limita. Haga su lista y compártala, este es el mejor ejercicio para reconstruir participativamente nuestro país.