Seguimos esperando

  Columnas

Seguimos esperando

Lo del quinto puente es otra novela cursi por los actores de la presunta obra. Reclaman su manejo la Alcaldía y la Prefectura.

Son tantas las noticias sobre temas diversos que atañen al Ecuador y su futuro que el ciudadano común está desorientado y confundido.

Todo se inicia con un gran despliegue publicitario como el “va porque va” y hace pocos días anuncian que se dragará solo puntos estratégicos, me imagino para la navegación alrededor del islote que pronto se uniría a La Puntilla. Entonces se anuncia la adjudicación a la empresa de más baja oferta, pero no se dice si la otra compañía contemplaba la dichosa reducción. Esperamos ese informe, dicen los ciudadanos.

Lo del quinto puente es otra novela cursi por los actores de la presunta obra. Reclaman su manejo la Alcaldía y la Prefectura. Dios nos ampare, aunque con el ente de las alturas no habrá mucha diferencia. Ahora manifiesta su cabeza, que invitará a las entidades mencionadas y por fin piensa a futuro y se acuerda de los financiamientos externos, quedando el gobierno como testigo o garante. Ojalá caiga algún crédulo, pero nada parecido a Odebretch.

Del anuncio de una fusión de entidades casi quebradas por su cartera vencida no se habla ahora. Reflejo de una muerte anunciada con más perjuicio para el Estado sin duda alguna. Esperamos sentados un informe de las actividades de recaudación.

El presidente, entregado a las mafias robolucionarias, pues mantiene en su entorno a personas que alguna vez engrosaron esas filas y a lo mejor disfrutaron del festín en cantidades no exorbitantes, o lo hicieron de manera recatada. Dicen que hay hasta un secretario del pestífero foro y varios traidores a la patria.

La hacienda La Clementina es otro saco lleno de ratas que le ocasiona al Estado un grave daño económico. ¡Cuándo no! Le echan el muerto a los trabajadores y en realidad otros son los que se la levantan en peso.

El aguante de los izmierdistas nos va superando en América del Sur por lo menos. Por eso vemos el desmadre que se está formando en Chile. Perú no se queda atrás. Hablar de Venezuela con su maduro podrido y Nicaragua con el dúo de la muerte, como que suena inoficioso. Y ya viene Colombia con Petro. Igual la reacción del mundo libre ante la masacre de Rusia contra Ucrania. Los tienen chantajeados. ¡Reaccionemos!