Columnas

El Puente Sur

El 13 de febrero de 2020 se procedió a la evaluación y declaración de interés público.

La mayoría de obras importantes que se pretenden realizar para el progreso de Guayaquil cuentan con objeciones de todo género. Lo más asombroso es que algunas salen de personas o instituciones muy ligadas a la ciudad. Ej.: el puente de la Unidad Nacional. Que 2 carriles, 4 carriles (detractores por doquier). Ahora, algunos puentes alternos. Puerto Nuevo y los sitios A y B. Pasado el tiempo un nuevo puerto en Posorja (de aguas profundas), que hasta ahora se justifica con cifras. Aeropuerto en Daular, mil objeciones y ¿cuánto tiempo pasará hasta verlo operativo? Vaya Ud. a saber. Eso sí, ya está la calle de servicio con una cerca ornamental, digna de una gran mansión. Antes, la Perimetral tuvo también su protagonismo. Un tiempo el anillo vial, ¡inconcluso, por la falta de un puente! Increíble. 

Sin olvidar el proyecto vial que cruzaba la isla Santay (Ing. Abel Defina). Pero “atentaba” contra el pulmón de Guayaquil. El escándalo por la compra de los terrenos fue sonoro. Ahora le tocó el turno al puente sur para Guayaquil. Licitado y luego declarada desierta la convocatoria. Lo lamentable es que hay un proyecto completo, esperando, ¡quién sabe qué! La celebración de los 453 años de fundación de la ciudad, (2018/10/25) el plato fuerte, el Viaducto Sur. Se concibió con 44 km de largo, 4 puentes y vías de acceso. Todo de 6 carriles.

Comunicaría Durán, vía Puerto Inca, Naranjal, con Guayaquil. Reuniones con diversos actores y temas diluyeron el proyecto original, que se quedó sin sustento económico por la voracidad del gobierno de la mosca de Bélgica. El dinero necesario, se lo llevaron. Ahora la alcaldesa a nombre de la Municipalidad pide manejar el proyecto desde sus bases. ¿Resultará otra ATM? Y lo último, el 3 de febrero de 2020 el MTOP recibió la iniciativa privada (IP) que cumple con el contenido para un proyecto DBOT (Desing Building Operation Transfer). Contempla el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento del Viaducto Sur. 

El 13 de febrero de 2020 se procedió a la evaluación y declaración de interés público. ¡Ahora a esperar! En el argot taurino se dice que no hay “quinto malo.” Ojalá ese decir se aplique a esta gran obra.