Valores equivocados frenan logro de prosperidad

  Columnas

Valores equivocados frenan logro de prosperidad

En la agresión al Capitolio en EE.UU., 840 personas han ido a prisión

Nuestros valores culturales, éticos, de trabajo y otros, no son los adecuados para salir de atraso y pobreza. Necesitamos los de países prósperos: importancia del mérito, enfoque del tiempo, obsesión por la educación, sistema de rendición de cuentas, alto sentido de justicia, respeto a la autoridad, frugalidad, ética elevada, trabajo incansable, extraordinaria capacidad de adaptación, inclinación al ahorro, disciplina, obsesión con la precisión, lealtad, honestidad, integridad, determinación, confiabilidad, autosuficiencia, amplitud mental a nuevas ideas, etc. La lista es grande.

Los de Ecuador al contrario, no crean riqueza colectiva, se ve en la tragedia que vive el país: el peor poder Legislativo de la historia; igual puede decirse del Judicial, con muy pocos jueces probos, y del Ejecutivo, que ha estado secuestrado.

¿Por qué se ha visto enorme progreso en Asia occidental? Hace 30 años la renta per cápita de Ecuador era diez veces más que la de algunos países; hoy varios tienen renta muy superior a la nuestra. Sus valores son los precisos para prosperar un país.

La religión también influye en el estancamiento. Weber, filósofo político y sociólogo alemán, en 1904 publicó La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Él concluyó que la ética protestante, conocida como ética de trabajo, era un código de preceptos morales, basados en los principios de frugalidad, disciplina, trabajo arduo e individualismo. Estas cualidades se observaron en los reinos donde el protestantismo tuvo gran influencia: Holanda, Alemania, Inglaterra y EE.UU.

Antes que Weber, Vicente Rocafuerte, en su obra Tolerancia religiosa, había escrito sobre la ética protestante y consideró como error que los países tengan solo una religión. Fue criticado en México por sus ideas revolucionarias.

El paro indígena manifestó falta de valores. Faltó humanidad. Millones de litros de leche arrojados a la tierra, cuando gran parte de niños tiene desnutrición; enormes pérdidas económicas, etc. Y los causantes andan libres.

En la agresión al Capitolio en EE.UU., 840 personas han ido a prisión.

Andamos muy mal.