Próximo estreno: La gran parodia

  Columnas

Próximo estreno: La gran parodia

"¿Cómo le parece estimado lector la próxima parodia electoral? Si le parece, escríbame dejándome conocer sus impresiones"

Sí estimados lectores. Ya comienzan a escucharse los primeros comentarios. En el cañonazo del martes trataré de proporcionarles datos más precisos. Por de pronto, les anticipo que la obra a presentarse es de la autoría de un escritor que había dejado de estar presente en el Ecuador y que produce sus obras de teatro bajo el seudónimo de Fraude Electoral. Parece que le fue bien en su reciente temporada en el país y ahora quiere ratificar su éxito en la que está por venir. La posibilidad de que lo consiga es bastante alta. Eso explica la enorme cantidad de actores y actrices dispuestos a escenificarla. Algunos y algunas están haciendo malabares, de diverso grado de dificultad, en ánimo de ponerse en primer plano para que el célebre maestro cuente con ellos.

De momento, las mayores inquietudes surgen alrededor del libreto. ¿Habrá que aprender todo de memoria? ¿O habrá lugar para la improvisación? ¿Se realizará con el famoso y sorpresivo apagón de las funciones pasadas?

¿Se cuenta ya con los operarios favoritos de Fraude, que saben manejar muy bien el arte de traspasarle a un actor los aplausos consignados a otro? ¿O va a ser el público quién decida cuál es el mejor actor? Dichas preocupaciones ya han dado lugar a deserciones. Antes se produjeron otras, dada la incomodidad del escenario, que les dificultaba mantener la calidad de su presentación a ciertos artistas ya bien ranqueados.

Mientras tanto, todavía hay que entusiasmar al respetable. La pandemia lo tiene concentrado en garantizarse la diaria supervivencia. Por otra parte, a no todos les gusta cómo organiza Fraude sus presentaciones. También puede ocurrir que diversos actores se repartan sus papeles en función de sus capacidades histriónicas, su género favorito o hasta sus características fisiológicas más vinculadas al rol a representar. Por último, siempre queda la posibilidad de llegar a un acuerdo alrededor de cómo se reparte la taquilla. Habrá tres funciones.

¡Ojo! El público que se apresta a asistir, no con mucho entusiasmo, debe saber que los boletos tendrán un alto precio y no habrá devoluciones.