¡A trabajar con fe en el porvenir!

  Columnas

¡A trabajar con fe en el porvenir!

Ahora me permito convocar con humildad y respeto, a seguir aglutinados en el Frente Cívico Ecuatoriano, reiterando el esfuerzo por constituir, con otros movimientos ciudadanos, el gran logro de una nueva república

Me es necesario incluir en el presente cañonazo el párrafo final del Cañón anterior, titulado: “El comienzo del cambio político”. Fue escrito para propiciar apoyo a la consulta anunciada por el presidente Lasso.

Ahora, y por eso lo repito, mi deseo es propiciar el mismo bloque ético-democrático, pero ya no para auspiciar una consulta que ha perdido todo sentido, si no para defender a la nación del riesgo de que, probablemente con apoyo oficial, logren obtener impunidad los asaltantes del patrimonio nacional, los causantes del grave deterioro institucional en general, y el de nuestras FF. AA. en particular, que ha llevado a situaciones que la avergüenzan.

Resulta obligatorio organizarse para defender a la nación, superando el grave escepticismo ciudadano que los comportamientos ambiguos han generado en una república con sentido mayoritario del honor.

No puede ser que a nombre de ningún interés particular o quizás por sometimiento a un chantaje mafioso, se juegue con el futuro del Ecuador sin que se produzca una reacción nacional de dignidad.

Con una visión que estime patriótica, consideré a Lasso la acción más conveniente y sugerí respaldarlo. Ahora me permito convocar con humildad y respeto, a seguir aglutinados en el Frente Cívico Ecuatoriano, reiterando el esfuerzo por constituir, con otros movimientos ciudadanos, el gran logro de una nueva república.

Así proceder, pienso que es nuestro deber ante la Historia. No les fallemos a nuestros hijos. Iluminemos con decisión y coraje las tinieblas que nos rodean.

“Los tiempos que vienen, como secuela de la invasión rusa a Ucrania y la propia reanudación de la actividad política, sumada a la que seguirá desplegando la poderosa mafia político-delincuencial que hará todo esfuerzo por impedirnos avanzar, conviene reiterarlo hoy, requieren de un gran esfuerzo ciudadano que, como bloque ético-democrático, le cierre el paso a la posibilidad de que el Ecuador, a doscientos años de su independencia, sea otra vez tomado por asalto por quienes están temblando en sus guaridas, pendientes de lo que puedan revelar dos excontralores”.