Ley del deporte

  Columnas

Ley del deporte

Los Estados deben dar preferente atención a la juventud y a la niñez para apartarlas del vicio y del consumo de drogas masificando el deporte en todas sus disciplinas’

Una vez más queremos destacar la importancia que tiene el deporte para la formación física y ética de los seres humanos. Es una actividad que supera el tiempo y el espacio y que cada día sirve para robustecer la solidaridad y mandar al ostracismo los prejuicios que atentan contra la esencia del ser humano.

El deporte olímpico es una filosofía de vida. Los Estados deben dar preferente atención a la juventud y a la niñez para apartarlas del vicio y del consumo de drogas, masificando el deporte en todas sus disciplinas. Es indudable que en el Ecuador hay un clamor general porque se dicte una verdadera ley del deporte que permita el desarrollo armónico de todas las disciplinas, así como un respeto a la organización deportiva y una mayor atención para los deportistas.

El doctor Marcos Molina, asambleísta por la provincia del Guayas, ha presentado a consideración de la Asamblea Nacional el proyecto de Ley de Deporte, Educación Física y Recreación, haciéndose eco de la reiterada petición de diversos sectores del deportivismo nacional. Este proyecto de ley tiene puntos trascendentales. Nos vamos a permitir anotar algunos de ellos.

La autonomía es un punto especial, al sostener que por respeto a la Carta Olímpica toda la actividad deportiva debe ser libre de la injerencia de los gobiernos de turno, que “por meter la mano” en el deporte cometen atropellos contra su organización. Esto aporta de manera frontal al desenvolvimiento deportivo libre de la “politiquería” que tanto daño le hace al país . Otro aspecto importante que anota este proyecto de ley es la descentralización del deporte para que haya una justa distribución de los dineros a cada organización deportiva, que es la que debe manejarlos bajo su respectiva decisión, con la rendición de cuentas a los organismos competentes. Otro propósito de la ley es dar al alto rendimiento su real valor para preparar en forma eficiente a los atletas que representen al país en competencias internacionales. Ojalá la Asamblea dicte esta ley que es tan importante para el deporte nacional,