Día Internacional contra la Corrupción

  Columnas

Día Internacional contra la Corrupción

"El presidente Lasso ofreció a lo largo de su campaña que haría lo necesario para que la ONU ayude al Ecuador en su lucha contra la corrupción, que él prometió iba a ser uno de los puntales de su gobierno"

El día 9 de diciembre de cada año, resolvió la Asamblea General de las Naciones Unidas declararlo como el Día Internacional contra la Corrupción, para luchar a brazo partido contra esta pandemia que se ha regado por el mundo. Para ello es indispensable que la sociedad humana lleve a cabo campañas y acciones que hagan ver que la corrupción es una de las causas fundamentales para que los pueblos no avancen porque, además de la pérdida de valores económicos incalculables que afectan los erarios nacionales, hay la pérdida de valores éticos, que afirman sin vergüenza de naturaleza alguna que “en la vida lo primordial es tener antes que ser”. Asimismo, violenta los derechos humanos fundamentales porque agrava la pobreza, incrementa la desigualdad, y hace que impere la impunidad, que es más grave que la comisión de un delito.

Es en lo único que nuestro país se encuentra a la altura de gran parte de países de la tierra ya que, aunque parezca mentira, se empieza a escuchar muy seguido “deja que roben con tal que hagan obra”, o “roba, pero roba bien para que no se note…”.

La lucha contra la corrupción debe empezar desde la cuna, con padres que inculquen a sus hijos con el ejemplo y con la prédica constante de cómo deben actuar en la vida, es decir darles raíces fuertes para que posteriormente les den alas que les permitan lanzarse a la vida para luchar y triunfar.

El presidente Lasso ofreció a lo largo de su campaña que haría lo necesario para que la ONU ayude al Ecuador en su lucha contra la corrupción, que él prometió iba a ser uno de los puntales de su gobierno. Dijo entonces que esa ayuda debía ser igual a la que la ONU prestó a Guatemala con la creación de la Cicig, la cual dio grandes resultados.

Con esta oportunidad, le pedimos al presidente que cumpla con lo que ofreció porque si no lo hace veremos a los corruptos saliendo de las cárceles para ir a gozar de la plata robada, y a los prófugos riéndose del pueblo. Y esto no nos hace bien porque sirve como un mal espejo para quienes “quieren tener antes que ser “.