¡Se fue el 2020, llegó el 2021!

  Columnas

¡Se fue el 2020, llegó el 2021!

¡Paz y ventura para todos en este año 2021, son los deseos de esta columna de opinión!

El pasado no se modifica. Lo que pasó, pasó y la vida sigue con la esperanza puesta en mejores días… El año 2020 que se acaba de ir nos deja sumidos en la angustia, en el dolor y en la desesperación como consecuencia de una pandemia cuyo origen aún no se establece categóricamente, pero que por primera vez cubre todo nuestro planeta. Y esta es la primera interrogante a dilucidarse, pues ha habido pestes, epidemias focalizadas en uno o dos países, pero jamás como la de ahora, a lo ancho y a lo largo de la tierra.

Se anuncia ya el descubrimiento de vacunas encaminadas a exterminar la COVID-19. Quiera la suerte que sean eficaces y logren su objetivo, cual es que este mal se vaya y no vuelva.

El Ecuador ha tenido que afrontar esta catástrofe en condiciones muy especiales. Al iniciarse la pandemia nadie supo de lo que se trataba y por lo tanto, las medidas que inicialmente se tomaron no fueron las más acertadas. Con el correr de los días las cosas fueron cambiando y una vez más apareció el espíritu de solidaridad en los diversos círculos sociales de nuestro país, para emprender en una gestión llamada a atenuar la crisis. Pero, de igual manera, una vez más se hizo presente la perversidad de otros seres humanos, que usufructuaron con el dolor y con la muerte haciendo “pingues” negocios, con el pretexto de comprar insumos y materiales destinados a atender a las víctimas de la pandemia. Estos infelices seres humanos que comerciaron con la muerte están identificados y enjuiciados penalmente por corruptos. Esperamos que no haya perdón ni olvido para ninguno de ellos y que reciban las penas que les corresponde recibir con apego al debido proceso.

Al empezar el año 2021 debemos mirar adelante, pensar que todo en la vida es transitorio, tener el convencimiento firme que nos impele a salir bien librados de los avatares con los que la vida nos prueba y que somos nosotros los que nos forjamos un mañana mejor con fe y con optimismo. ¡Paz y ventura para todos en este año 2021, son los deseos de esta columna de opinión!