Impactos ciertos

  Columnas

Impactos ciertos

"No son pocos los niños y jóvenes que han necesitado recurrir a la ayuda especializada"

Cuando se publicara nuestra nota en la que hablábamos de las secuelas del encierro y la cuarentena en niños y jóvenes, un buen amigo nos decía si estábamos claros de lo que enunciábamos, pues a él le parecía que exagerábamos, ya que no pensaba que los pequeños y los adolescentes pudieran resultar vulnerables a los cambios vividos en este año especial.

Le contamos, y hoy lo hacemos a ustedes queridos lectores, que sí hay afectación, que sí hay ansiedad y angustia e incluso depresión en los pequeños y adolescentes.

Sus manifestaciones reclamando el volver a las clases, el juntarse con amigos, el salir dejando atrás el encierro, son señales de que algo en el interior de cada uno de ellos no está conforme y reclaman libertad, cambio, otras soluciones.

Lamentablemente, la pandemia ha sido cruel y nos ha tenido aislados más del tiempo que hubiésemos imaginado o deseado y, obviamente, se ha ensañado con ellos, que por sus edades no pueden procesar el nivel de la emergencia.

Así, no son pocos los niños y jóvenes que han necesitado recurrir a la ayuda especializada. Psicólogos y hasta psiquiatras han debido asistirlos para ayudarlos a salir de esas sensaciones de angustia y de ansiedad por las que han atravesado.

Reacciones violentas, exabruptos, palabras hostiles, cortes con tijeras, han sido en muchos casos manifestaciones de ese descontrol de sí mismos.

Por ello, conviene ir trabajando en ese reencuentro presencial, pues en nuestro criterio sería mucho para esas personalidades, todavía en formación, el repetir el próximo año lectivo las mismas experiencias.

La huella podría ser profunda y las heridas emocionales más serias, más allá de que el impacto pedagógico sería inconmensurable.

Autoridades, padres, educadores y ellos mismos, los alumnos, debemos irnos haciendo a la idea de que hay que seguir, de que hay que continuar sorteando los riesgos con medidas de bioseguridad, pero claros de que calcar el presente año lectivo sería insostenible y el costo a futuro muy alto.