Columnas

¿Qué es la escuela?

"Sin entrega, sin espiritualidad, sin esos intangibles, no podemos hablar de escuela, aunque existan todos los otros componentes"

En medida que se extiende la cuarentena y se profundiza la modificación de roles que estamos viviendo, hay familias que comienzan a descubrir y dimensionar lo que realmente es una escuela, que sin duda va mucho más allá de una infraestructura y una locación, lo que se ha probado. Puede haber escuelas y colegios bonitos, arborizados y floridos, pero eso en sí mismo no los hace centro pedagógico, por más que hayan sido construidos específicamente para educar.

La escuela se sustenta en los principios y valores que la caracterizan en su visión, en su misión, sin duda en la carga de normativas que tienen casa adentro y que la identifican. La escuela es afecto y emoción, es academia y sentimientos fundidos en un mismo proceso.

Padres acuciosos se estarán dando cuenta de aquello. No basta un aula espaciosa y un hermoso mobiliario, ha de sentirse la fe en lo que se hace y ha de vivirse a plenitud un cómo enseñar activo y diferenciado para que cada estudiante alcance sus propósitos y objetivos.

La escuela es mucho más que aprendizaje cognitivo, memorización de datos y fechas, es mucho más que lecturas, investigación y documentos propositivos, pues es un todo en el que han de sumarse la pedagogía, las didácticas, la infraestructura, los materiales tecnológicos y los recursos formativos. Es la suma pues de todo esto, más el recurso humano que tanto caracteriza y define al proceso de enseñanza- aprendizaje.

Si reúne esos requisitos, la escuela bien puede estar bajo un árbol, en una cabaña o en una choza, pues es la mística que la mueve lo que va a fortalecerla como entidad educadora; sin entrega, sin espiritualidad, sin esos intangibles, no podemos hablar de escuela, aunque existan todos los otros componentes.

Los padres lo estarán notando en la forma en que sus hijos son guiados y conducidos por el profesor: complacencia, llamados de atención, correctivos, que se enmarcan dentro de esa misión generadora e identifican un estilo propio, unas características especiales de hacer educación.

Ojalá que todos, pronto, puedan caer en cuenta y descubran qué es la escuela.