La voz del pueblo es la voz de Dios

  Cartas de lectores

La voz del pueblo es la voz de Dios

Estamos preocupados por el avance imparable de la corrupción, que ha tomado todas las instancias del poder constituido y determinados sectores privados. Proponemos establecer la pena capital (como Singapur) para los corruptos (políticos, narcotraficantes, sicarios, piratas del golfo, criminales, etc.), desde quien roba centavos hasta millones de dólares del dinero público. Es una medida durísima, pero necesaria y urgente en esta hora crítica que vive la república. (No esperemos convertirnos en lo que es hoy Colombia o México. Como una medida de esta naturaleza no la va a adoptar el Gobierno, la Asamblea, ni ningún otro órgano del Estado, como establece la Constitución vigente, debemos recurrir a consulta popular para que el pueblo decida si en Ecuador debe regir o no pena de muerte ( se matará a unas cuantas decenas de delincuentes, pero Ecuador será un país digno de imitar. Preguntar: ¿Debe imponerse pena de muerte a quien judicialmente sea encontrado culpable de estos delitos ?) La respuesta nos ayudaría a recuperar la dignidad, mostrarnos honrados al mundo y superar esta crisis diseñada y ejecutada por políticos. Acabaríamos con la pandemia social que nos agobia y nos mantiene en el pasado. Constitucionalistas y defensores de derechos humanos saltarán. ¡Qué pena ! La voz del pueblo es la voz de Dios. Debería oírsela más a menudo.