Vivimos engañados

  Cartas de lectores

Vivimos engañados

Así es, con el dizque dragado del Guayas. La verdad es que se va a dragar la desembocadura del río Daule, donde se encuentra el islote El Palmar, el cual no se va a dragar y será el eterno impedimento; volverán a existir en ese sitio bancos de arena. La cantaleta del va porque va que hace la prefecta (pagada con dinero de guayasenses y guayaquileños, en esa mala costumbre que han cogido los políticos de promocionar sus obras, que son obligatorias) con dinero del pueblo, vamos a ver si va porque va, y con quién va; es decir, a quién se le va a adjudicar. Ojalá sea una compañía con experiencia en este tipo de trabajo, si no volveremos a botar la plata como se lo está haciendo con la Aerovía.

Ab. Álvaro Luque B.