“Valores y principios que estamos inculcando a los médicos del IESS”

  Cartas de lectores

“Valores y principios que estamos inculcando a los médicos del IESS”

Todo es producto de una mala gestión, falta de educación y valores, desorganización del servicio, y de la escandalosa corrupción interna que carcome esta institución.

Por ser asiduo paciente jubilado del IESS he conocido grandes seres humanos cuya profesión y vida se han entregado por la medicina. Cuando escribo esta opinión quiero dejar sentado que no me refiero en absoluto a estos hombres y mujeres, que por años he conocido y han tratado mis enfermedades. Los actos de corrupción interna, anteriores y recientes que se han venido dando en diferentes hospitales del IESS, deben hacernos pensar muy seriamente. El problema no es solo ese; la atención de los pacientes y la falta de medicina deja mucho que desear, en especial en salas de emergencia, donde he acudido en varias ocasiones, y he podido constatar la alcahuetería del personal, negligencia, trato desigual y deshumanizado, falta de compromiso ético con la profesión y de orden, terribles tiempos de espera para ser atendidos que superan todo sentido común. Son lugares de todo tipo de irrespeto a los derechos humanos de los pacientes. El que pierde es el más débil; algunos que tienen dinero asumen aquello como un hecho aislado de poco interés, pues pueden pagar una consulta privada. La gente de a pie, los pobres o quienes no pueden pagar una consulta privada pasan madrugadas haciendo fila para que los atiendan, o pierden la vida de sus seres queridos a la espera de un médico. Todo es producto de una mala gestión, falta de educación y valores, desorganización del servicio, y de la escandalosa corrupción interna que carcome esta institución.

Mario Vargas