El valeroso Cuerpo de Bomberos

  Cartas de lectores

El valeroso Cuerpo de Bomberos

Señor Director: Quiero felicitar a los señores del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil por la labor desplegada en el incendio del cerro El Paraíso, el viernes 27 por la noche. Y pude apreciar cuya labor nocturna ya que vivo en un condominio el cual me permite visualizar toda el área. La vegetación tupida, pendiente aguda y oscuridad crearon un escenario que me hizo pensar en cómo se podría combatir el flagelo. Oía el gemir de las sirenas circulando por la Avenida del Bombero. Y sentado en el balcón de mi departamento para observar vuestro trabajo, en poco tiempo vi luces blancas que se movían en la zona tratando, supongo, de buscar una ruta accesible.

Y así llegaron al principal foco del incendio porque las llamas comenzaron a menguar.

Luego se movilizaron al segundo foco y esto lo comprobé por la disminución de las llamas. Mientras esto ocurría, luces blancas peinaban el área alrededor de los focos. Luego de pensar en el por qué, comprendí que estaban buscando posibles focos incipientes. Mi balcón comenzó a ser barrido por un viento nocturno y decidí retirarme y escribirles, aunque acompañando sentimentalmente a los hombres de la casaca roja que seguían mostrando su coraje. Reciban mi admiración por la labor realizada el pasado viernes, señores bomberos. ¡Gracias por protegernos!

Raúl Ávila M.