Sumidos en sopor profundo

  Cartas de lectores

Sumidos en sopor profundo

Los ecuatorianos estamos sumidos en el sopor de la decadencia moral y la corrupción política. Al mismo tiempo, también estamos inmersos, como todos, en la realidad global, sin que nos percatemos de que nos envuelve y determina. El sopor es una condición en la que una persona está durmiendo. Existen dos tipos: superficial, si al estimularlo despierta, pero no se logra que llegue a la lucidez y actúa desorientado (como si estuviera obnubilado), respondiendo escuetamente preguntas simples. Al dejarlo tranquilo, la persona vuelve a dormirse. Profundo, si es necesario aplicar estímulos dolorosos para lograr que abra los ojos o mueva las extremidades (respuesta de defensa).