Cartas de lectores

Subsidios para las empresas

El verdadero estado de conmoción que vive el país como consecuencia de la pandemia del coronavirus, ha generado la paralización de casi todas las actividades económicas, por un lado, y por otro el inconmensurable dolor de las familias ecuatorianas por la pérdida de seres queridos, que casi se igualan a los que se tuvieron en el terremoto de abril de 2016.

Esta situación también conlleva a la pérdida de miles de millones de dólares por la falta de productividad de empresas de todo orden y para el mismo Estado. Ya se conoce del despido de cientos de trabajadores que pasarán a vivir en necesidad por la falta de ingresos.

Lo más preocupante es que muchas empresas de pequeño capital de operación, ante la falta total de ingresos debido a la inactividad, no podrán cumplir con el pago de los sueldos de su rol de empleados y posiblemente lleguen a la quiebra, dejando también en el desempleo a otro gran número de personas.

Ante este panorama, que se avizora va a ocurrir en las próximas semanas, quiero plantear un subsidio económico para las pequeñas y medianas empresas, que correría por cuenta del IESS y que consiste en reconocer el 50 % del rol de sueldos de cada empresa, registrado de acuerdo a las aportaciones del mes de febrero de 2020, y el otro 50 % del sueldo de cada trabajador sí será pagado por el empleador.

Este subsidio se cubriría solo por los dos meses siguientes y sería un verdadero respiro para las empresas en riesgo de cerrar. En otros países la clase trabajadora se encuentra cubierta por pagos en caso de desempleo, tal como sucede en los Estados Unidos, en donde cada trabajador despedido acuerda “colectar” el dinero que le entrega el gobierno por el tiempo que lo necesita hasta volver a laborar.

Pido al Gobierno y a las mismas autoridades del IESS para que se resuelva favorablemente en beneficio de los trabajadores y de los empleadores.

Ing. José E. González Ugarte