Cartas de lectores

Rescatar la avenida 9 de Octubre

Es difícil creer que tengan en los bajos de la Fiscalía su centro de reunión, esparcimiento y contratación.

Nunca imaginamos que en 2020 descubriríamos el desgaste moral en que habíamos caído. Negocios ilegales, sobreprecios, coimas, etc. Todos estos sentimientos y más, deben estar en la cabeza de prostitutas que deambulan por la calle 9 de Octubre, otrora avenida de prestigio, hoy convertida en un gran prostíbulo. Es difícil creer que tengan en los bajos de la Fiscalía su centro de reunión, esparcimiento y contratación. En algún momento hubo un movimiento que pretendió devolverle al centro de Guayaquil su prestigio, pero solo quedo en deseo, nunca se hizo nada y nunca a los que habitamos en el centro nos llegó una invitación para aportar con ideas.

No sabemos hasta cuándo las autoridades no toman carta en este asunto tan importante, trascendental, de importancia social. Jamás debemos permitir que a Guayaquil le pongan el remoquete de ciudad perdida; saquemos el orgullo que tenemos de ser guayaquileños y luchemos por darle a nuestra ciudad el prestigio que muchos le han quitado y que estamos en la obligación de devolvérselo.

Martha Valencia