Sobre procedimientos de asignación de sexos contemplados en el COS

  Cartas de lectores

Sobre procedimientos de asignación de sexos contemplados en el COS

Un punto del COS es: “la realización de procedimientos de asignación de sexos” en quienes han alcanzado la pubertad. Los bloqueadores hormonales inducen a la ausencia de pubertad e inhiben el crecimiento y fertilidad en un niño biológicamente sano. Según el DSM-V, hasta un 98 % de niños y un 88 % de niñas con género confuso aceptan su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural. Si utilizan bloqueadores hormonales necesitarán hormonas cruzadas (testosterona y estrógenos) al final de la adolescencia, asociados a hipertensión, coágulos, derrame cerebral y cáncer. Las tasas de suicidio son 20 veces mayores entre adultos que usan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo. ¿Qué persona compasiva y razonable condenaría a ese destino a chicos sabiendo que tras la pubertad un altísimo porcentaje aceptará la realidad y alcanzará un estado de salud física y mental? Condicionar a niños a creer que es normal sustituir toda la vida química y quirúrgicamente su sexo por el opuesto es abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como normal a través de educación pública y políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a “clínicas de género” donde les administren bloqueadores hormonales. Esto virtualmente asegura que “elegirán” recibir hormonas cruzadas cancerígenas y a considerar innecesariamente, al ser adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica de sus órganos sanos. 

Mario Monteverde Rodríguez