Cartas de lectores

Pro y contra la destrucción de la naturaleza

¿Y qué va a pasar con las aguas superficiales y freáticas que abastecen al banano, camarón y cacao cuando le penetren trazas tóxicas? ¿La minería reemplazará a la producción tradicional?

El tema de la sustentabilidad parece asumir a más ciudadanos ecuatorianos, mientras que empresarios y políticos hacen de las suyas, ignorando soberbiamente el tema. Así veo en Diario EXPRESO, aportes benévolos, hasta medio combativos, de Lourdes Luque, Larissa Marangoni, Catrina Tala y Mónica Cassanello, ojalá contundentes a futuro, en contra de la destrucción de la naturaleza, que dejan en sombra la jubilosa expresión del presidente de la Cámara de Minería: “Con más proyectos se justifica una refinería”.

Imagínense, los mineros no solo quieren saquear nuestros suelos sino, además, usar y envenenar “recursos” naturales para contaminar el paisaje con una refinería para “minas a gran escala”. Expresa que Ecuador solo está explorado en el “7 % del territorio nacional” y la falsa expectativa de “muchas fuentes de trabajo”. Sigue que “la industria minera está comprometida con el ambiente”; que nos diga en qué país del mundo, con nombres y acciones concretas; no va a poder decirnos.

Y siguen hablando de nuestros pueblos hermanos de Perú y Chile que ya, como orgullosamente, dependen del “10 % del PIB nacional” de la minería.

El pueblo peruano, donde su oligarquía ya tiene casi todo el país concesionado, vive más pobre que el ecuatoriano.

¿Dónde están los beneficios de la minería? Por esto ganó Castillo. Ahora, debajo del artículo mencionado hay otro “Los trabajadores de Codelco inician huelga”, que contradice las fantásticas palabras del presidente de la Cámara de Minería, teniendo en cuenta que Codelco abarca gran parte de la minería chilena.

Esa minería de “gran escala” quiere quitar los beneficios sociales a los trabajadores chilenos y el presidente de Ecuador quiere librar contratos de trabajo para el mismo fin. Un maravilloso encuentro neoliberalista con una industria minera globalmente conocida como “corruptómona”.

¿Y qué va a pasar con las aguas superficiales y freáticas que abastecen al banano, camarón y cacao cuando le penetren trazas tóxicas? ¿La minería reemplazará a la producción tradicional?

Federico Koelle