Cartas de lectores

Positiva designación de nueva dirigencia nacional de CREO

En CREO creemos que las personas tienen derechos fundamentales (a la vida, la libertad para trabajar por un futuro mejor y el derecho a gozar de bienes honestamente ganados); que la democracia es el mejor sistema de gobierno y que sus valores permiten el desarrollo de una sociedad pluralista, tolerante y respetuosa. Creemos en la alternancia democrática para evitar la acumulación de poder; en el Estado de derecho, como principio que nos recuerda que las leyes deben proteger a los ciudadanos de las agresiones privadas y públicas, y por ello los gobernantes deben someterse al derecho y actuar dentro de sus límites. Creemos que los fines políticos solo son legítimos si utilizan medios que no atentan contra los derechos fundamentales ni los principios democráticos. Creemos en una economía libre, emprendedora y de oportunidades para todos; que el desarrollo material y cultural proviene de la iniciativa y creatividad de las personas. Creemos en la solidaridad, por su valor ético y por ser expresión de la generosidad de los ecuatorianos consolidada a través del tiempo. Creemos en la unión de todos los ecuatorianos, sin distinciones, y que todos somos fundamentalmente hermanos que comparten una conciencia común en la búsqueda de mejores días. Lamentablemente nuestra estructura perdió a uno de sus mejores cuadros: César Monge. Pero se eligió una nueva directiva con gran acierto: Guido Chiriboga, presidente; María José Plaza, vicepresidente, y cinco vocales: Francisco Jiménez, María Verónica Carrión, Iván Correa, Mirtha Aristeguieta y Pedro Alvear. Chiriboga fortalecerá la democracia, la unidad y el diálogo entre los integrantes de nuestro movimiento. Ingeniero industrial, político y barcelonista, proviene de una de las familias con mayor civismo por Guayaquil; se dio a conocer hace dos años como postulante a la alcaldía de Samborondón y obtuvo un honroso segundo puesto. Fue elegido asambleísta por Guayas. Representa los interese de la mayoría.

Ricardo Ordóñez