Cartas de lectores

Ostracismo inconsciente

En este caso debemos desterrar a los políticos que actualmente gobiernan, cogobiernan. ¡Jóvenes, es hora de decidir, de lo contrario decidirán por nosotros!

El ostracismo es el aislamiento forzoso de la vida pública que sufre una persona, generalmente motivado por cuestiones políticas. Este ostracismo lo vivimos casi el 80% de los ecuatorianos al ver cada día en los noticieros, periódicos y redes sociales que nuestra política es nauseabunda, estéril, placebo y como regla general nihilista. Gracias a los liderzuelos junto a sus sargentones políticos han creado en la ciudadanía un ostracismo inconsciente por sus pésimas prácticas y/o acuerdos políticos pestilentes. Los jóvenes actualmente estamos asqueados de los mismos “mamarrachos” de siempre que ostentan el poder directa o indirectamente desde hace 40 años; esta ignominia debe acabar inmediatamente. ¿Cómo? Con un voto sesudo y responsable. Hoy en día hay muchos jóvenes valiosos, entre hombres y mujeres que desean un profundo cambio que es necesarísimo para poder dejarles a nuestros hijos un lugar mejor donde habitar. Debemos utilizar el ostracismo como en la Grecia antigua, esto es, el destierro absoluto a que se condenaba a los ciudadanos que se consideraban “sospechosos” o “peligrosos” para la sociedad. En este caso debemos desterrar a los políticos que actualmente gobiernan, cogobiernan. ¡Jóvenes, es hora de decidir, de lo contrario decidirán por nosotros!

Jaime Véliz Ortiz