Omitir la palabra mujer

  Cartas de lectores

Omitir la palabra mujer

¿Qué clase de proyecto por la mujer omite la incorporación del término mujer?

Omitiendo la palabra mujer y negando su naturaleza humana, la cual la convierte científica y biológicamente en la única con capacidad para sangrar cada mes, la izquierda del Congreso chileno aprobó un proyecto que la reduce solo a 'persona menstruante', y esta definición entra en una nueva etapa de discusión. La iniciativa - ahora en manos del Senado para lograr su sanción definitiva- representa la imposición en el parlamento de la 'neolengua progre', por parte de la coalición del presidente Gabriel Boric, para intentar manipular el concepto de mujeres, con su detrimento en favor de los hombres trans, no binarios, queer y de otras variantes de géneros que nacieron con sexo femenino, mantienen su anatomía de mujer y su ciclo menstrual pero que no quieren considerarse mujeres. En contra del proyecto, la diputada Chiara Barchiesi señaló: "¿Qué clase de proyecto por la mujer omite la incorporación del término mujer? Estamos ante un proyecto de carácter ideológico, a tal punto de omitir la palabra mujer. El mismo nombre del proyecto se niega a reconocer la evidencia científica y, al mismo tiempo, la naturaleza humana". El profesor de Filosofía, Erik del Búfalo, hizo un comentario fuerte sobre esta discusión que se teje en redes sociales: "La 'persona menstruante' significa un borramiento ontológico de la mujer, y un acto de misoginia extremo". 

Mario Monteverde Rodríguez