Neoliberalismo

  Cartas de lectores

Neoliberalismo

El Gobierno tiene todo el derecho de implementar la política del neoliberalismo, pero sin extralimitarse en su cometido porque todo extremo es perjudicial. Encarar la verdad debe ser la razón, motivo y causa de su gobernabilidad.

Doctrina política definida con varias acepciones, que tiene como base sustancial la reducción del gasto público, llegando a su punto culminante con la aplicación de la abstención total del Estado. Basándose en la economía de mercado, dejándolo actuar en el libre juego de la oferta y la demanda, por considerarlo el motor del progreso. A la economía neoliberal deben subordinarse todos los demás aspectos de la vida, incluido lo social y lo político. El Estado no debe poseer empresas y si las tiene, deben ser privatizadas. Esta corriente de pensamiento representada por Friedrich Hayek (1899 -1952) es una concepción individualista y egoísta del funcionamiento del Estado. La libertad total que propugna transforma a los pobres en más pobres y a ricos en más ricos, a nivel interpersonal y entre países, existiendo Estados poderosos y otros de segunda y tercera. Hay falta de medicinas en hospitales, menor presupuesto en ellos y en las universidades; deficiencias en los servicios públicos como el Registro Civil; falta de mantenimiento de los centros de alto rendimiento, de UPC, escuelas del Milenio; abandono del Conservatorio de Música de Guayaquil, deterioro de las carreteras, falta de control en las cárceles, en las calles, etc. El Gobierno tiene todo el derecho de implementar la política del neoliberalismo, pero sin extralimitarse en su cometido porque todo extremo es perjudicial. Encarar la verdad debe ser la razón, motivo y causa de su gobernabilidad.

César A. Jijón Sánchez