Cartas de lectores

Una muerte social anunciada

Se piensa en “brindar dificultades para vender facilidades”.

Asqueado por los escándalos de corrupción que día a día vemos en los noticieros, considero que todo se reduce a que nuestra sociedad es decadente. Se aplaude al sabido y se recrimina al honesto. Se piensa en “brindar dificultades para vender facilidades”. Una sociedad donde los encargados del tránsito vehicular están expectantes del infractor para negociar su “liberación“; donde las instituciones del sector público condicionan la adjudicación de obras a un porcentaje del 20 a 30 % de su costo de comisión. Un país donde la “honestidad” hace tiempo dejo de ser un valor y donde “el pillo buena gente” es un gran político, porque “ayuda” a grupos para congraciarse con ellos y su conciencia...

Lic. Ricardo Camacho Ayala