Cartas de lectores

¿Ni una muerte más?

La pandemia sigue azotando. La OMS no ha remediado nada con versiones contradictorias que no han ayudado. La vacuna, por informaciones, unas son nocivas; otras causan la muerte, otras, según mutación del virus no servirán de mucho. Más de un año médicos salvadoreños, bolivianos, mexicanos explicaron el uso del dióxido de cloro oral e intravenoso, llamándola terapia compasiva, recurso para salvar la vida al paciente. El Dr. Chávez explica que no causa toxicidad. Entonces, la pregunta para la comunidad médica mundial: ¿qué hacer para que entiendan? No ser observadores de millones de muertes por COVID. Ministerio de Salud o IESS: donen a sus afiliados. Hacen notar “tremenda ignorancia, desinformación de autoridades sanitarias”, en cuanto a las moléculas: la que cura es la CDS y no la MMS, diferencia explicada molecular, química y científicamente por los Drs. mexicanos Velásquez y Chávez. La Dra. María Barrientos viene aplicando dióxido de cloro. En Ecuador aplican remedios caros de cientos de dólares, presumiendo negociado de farmacéuticas, laboratorios, etc. El Dr. Panay, peruano: con solo hacer gárgaras de sal cuatro veces al día, mueren los virus; es increíble. ¿Mala práctica médica y responsabilidad penal de autoridades de Salud? ¿Infractores por omisión? ¿Hasta cuándo Ecuador tendrá que esperar que no haya fallecidos por COVID? Médico ecuatoriano, siga protocolo y experiencia de médicos mencionados para que nadie muera.

Jorge Arámbulo