Cartas de lectores

“Líderes y desposeídos”

Lo que de verdad asombra es la bondad de esa gente entregada a los demás, a cambio de nada. Ojalá nos enamore este semblante de donación...

Sin duda, hay que poner más énfasis, sobre todo con aquellas personas que trazan horizontes y tejen caminos de esperanza, pues millones de personas en todo el mundo aún viven sin techo o en casas inadecuadas. Confiemos en que los nuevos mentores, piensen más en esa población mundial envejecida, que requiere de los Estados el apoyo necesario para el bienestar de su ocaso, y no se les ofrece. No podemos ocultar esta triste realidad. Lo que de verdad asombra es la bondad de esa gente entregada a los demás, a cambio de nada. Ojalá nos enamore este semblante de donación, porque también aprenderemos a ser felices, haciendo humanidad.

Víctor Corcoba