Cartas de lectores

José Antonio Gómez Iturralde deja un gran legado

En 1999 la Junta Cívica de Guayaquil le dio la condecoración al mérito cívico. En octubre de 2002 el Gobierno Nacional le otorgó la Condecoración al mérito en el grado de Comendador.

Ayer falleció en Guayaquil el señor historiador José Antonio Gómez Iturralde, caballero a carta cabal. El 1 de enero de 1997 asumió el cargo de director ‘ad honorem’ del Archivo Histórico del Guayas, haciendo una gran labor, recuperando documentos y haciéndonos conocer la historia del Guayaquil de antaño.

Expuso su trabajo en el museo Nahim Isaías y en el Malecón 2000. En los patios del Archivo invitó a nuestros montuvios para que se conozca de su cultura. Recibió varios reconocimientos. En Quito, en noviembre de 1998, fue ponente al III Congreso Nacional del Ecuador. Premio al  mejor libro de investigación. En 1999 la Junta Cívica de Guayaquil le dio la condecoración al mérito cívico. En octubre de 2002 el Gobierno Nacional le otorgó la Condecoración al mérito en el grado de Comendador.  En noviembre de 2004 recibió una placa del Consejo Provincial del Guayas por su estudio de la historia de la provincia. Publicó varias obras sobre la historia de Guayaquil: Gómez, una familia guayaquileña. Las calles de mi ciudad. Los periódicos guayaquileños en la historia. Antonio de Morga, un presidente con rabo de paja. Identidad guayaquileña.  Encuentros y desencuentros entre Bolívar y Guayaquil. Vigencia y permanencia de Olmedo. De mercado a  Plaza de la Integración, historia de una edificación 2002. Historias de Guayaquil en la época prerrepublicana. Historia del Club de la Unión de Guayaquil. Historia del Malecón de Guayaquil, Visiones guayaquileñas. Colaboró por varios años en la revista de Diario Expreso Memorias Porteñas. En los últimos años dirigía los eventos  culturales del Club de la Unión. Su legado es de gran importancia para las generaciones actuales, tan carentes de civismo, de honradez, de amor a las funciones que desempeñan. José Antonio Gómez Iturralde será recordado como un referente de caballero. Fallece a los 93 años.

Laura Esther Gómez Serrano