Cartas de lectores

“Los hijos de la política”

Se ha palpado en los últimos 20 años en política, esta maniobra de colocar hijos de políticos en la palestra pública sin importar la esquina que les toque y sin vocación de servir. ¿Dónde quedan los verdaderos jóvenes líderes y sus ideas innovadoras?

El poder encantador de la política ecuatoriana se ha quitado el antifaz de hipnotizador de mentes perversas y degeneradas que ejecutan como práctica diaria utilizar a familiares políticos, hijos y testaferros conocidos como grandes técnicos y ejecutivos, disfrutando de las delicias y comodidades que brinda el poder con sus altos cargos. Ejemplos hay por doquier:grupos minúsculos pero muy influyentes de especialistas en ser honorables beneficiarios -’modus vivendi’- del erario público y que, al final del túnel solo buscan obtener grandes réditos económicos, con incoherencia en sus discursos. Simplemente desean vivir cual magnates a costa de dádivas, contratos y más que se le pasa por alto al Sistema Nacional Anticorrupción Inexistente.

Dignifiquemos la política este 2021 y seamos extremadamente serios en ella; participemos con conciencia de a quién le otorgamos el voto. No elijamos esta vez por persona o partido político, sino por sus propuestas, si es posible seleccionándolos.

Jaime Véliz Ortiz