Cartas de lectores

Guayaquil en retroceso

La ATM debe exigir a los buses la circulación por su derecha y recoger a los pasajeros en la parada respectiva. Una buena sanción terminaría con este desacato

Da mucha pena ver cómo Guayaquil va en retroceso. No creo que es por culpa de las autoridades, sino por la falta de cumplimiento de sus funciones de los mandos menores que tienen que ver con el mantenimiento del orden.

El reclamo de los comerciantes de la Bahía duró apenas dos días, en los cuales no se vio a ningún vendedor informal, pero con el pasar del tiempo, hoy han vuelto a tomarse las aceras, convirtiendo en un mercado de pueblo la calle Olmedo y Malecón hasta Colón.

Dirán que no se les puede quitar el sustento diario a los vendedores de las calles, pero tiene que normarse y darles un lugar para que realicen su trabajo, de tal manera que no afecte a los comerciantes dueños de almacenes que pagan sus impuestos y ven disminuidas sus ventas.

La prostitución está ganando terreno. La calle García Avilés, entre Víctor Manuel Rendón y José Antonio Campos, está llena de meretrices. Ya están llegando a la esquina de 9 de Octubre.

Los buses siguen sin respetar las leyes de tránsito, circulan por cualquier lado de la calle. Los pasajeros, en muchos casos, tienen que salir a media calle a tomar el bus. La señalética que ha colocado la ATM no sirve para nada, mejor sería sacarla por que dificulta la circulación de los vehículos particulares y en ciertas calles, como la Esmeraldas, es un peligro. En la avenida Orellana ningún bus pasa por esa señalética. Es un gasto en vano. La ATM debe exigir a los buses la circulación por su derecha y recoger a los pasajeros en la parada respectiva. Una buena sanción terminaría con este desacato.

Ab. Rodrigo Herrera Cañar