Gran error de la Asamblea Nacional

  Cartas de lectores

Gran error de la Asamblea Nacional

En general, en todas las investigaciones estarían participando varias dependencias del Estado, categóricamente innecesarias

EXPRESO en su edición del 15 de enero publica una amplia investigación sobre los “enredos” del congresista Ronny Aleaga y su cercanía con miembros de la Armada de dudosa reputación, pese a lo cual fueron condecorados por el Parlamento. 1.- El trámite para la condecoración debía ser aprobado por el CAL, lo cual no habría sucedido, porque ni siquiera existiría solicitud escrita y formal del Ministerio de Defensa o, al menos, de la Comandancia General de la Armada. 2.- La condecoración Vicente Rocafuerte estaría reservada para prestigiosos deportistas, cuyo requisito tampoco se habría cumplido, pues apenas uno de ellos formaría parte del cuerpo de seguridad del vicepresidente de la República, hasta el enfrentamiento de los vigilantes de un detenido -al cual supuestamente estaba vinculado- y la Policía Nacional. 3.- El caso de un tercer marino es más grave todavía, pues habría sido detenido transportando cocaína en un carro con placas oficiales, con lo cual los militares implicados en indagaciones penales serían ya 25, sumadas las tres ramas de las FF. AA, lo que pone en duda la eficacia de los servicios de inteligencia del Estado, creados para evitar estos conflictos. 4.- En la Asamblea funciona una Comisión de Etica integrada por representantes de varias bancadas, la cual debería investigar las relaciones del diputado Aleaga. 5.- En general, en todas las investigaciones estarían participando varias dependencias del Estado, categóricamente innecesarias, destinadas todas a combatir la corrupción, cuando tal obligación debería concentrarse en Fiscalía y en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, en ninguna otra, como la de la propia Presidencia de la República por inoperante.

Iván Escobar Cisneros