Federalismo político

  Cartas de lectores

Federalismo político

Necesitamos una nueva distribución geográfica, manera horizontal, desde el mar hacia el oriente, y que compartan las riquezas de sus tres regiones.

Si se busca implementar el federalismo hay que ajustarse a estricta justicia; queda exterminada la participación colectiva de lo que rinden otros estados por impuestos, regalías, concesiones, etc. La mayor riqueza petrolífera sale de Sucumbíos, Orellana, Napo, Pastaza, Morona Santiago. Los bloques mineros se encuentran en Chimborazo, Cotopaxi, Imbabura, Carchi, Zamora Chinchipe, Morona Santiago, Loja, El Oro. El gas del golfo de Guayaquil es parte de El Oro. Las grandes centrales hidroeléctricas están en la Amazonía. Ecuador tiene una economía dependiente del petróleo, productos agrarios, pesca e incipiente pero potencial extracción minera. En Guayas tenemos el potencial de ser el mayor centro comercial, económico e industrial del país, pero puede ser transitorio por la inestabilidad. Puertos, aeropuertos y aduanas fronterizas por sana competencia mejorarían, rebajarían tasas arancelarias y obligarían a que sus productos salgan y entren por sus aduanas. Sobre recursos energéticos, hidroeléctricos y minerales no renovables las provincias litoralenses carecen de ellos (salvo El Oro). Para movilizar sus economías tendría que comprarlos a precios asequibles pero a nuevos precios, para sacar el coste y paga de funcionarios, sueldos a legisladores y mantener a flote economía e industrias, lo que fácilmente puede hacer sucumbir a varias provincias federadas al tener poco margen energético y, con los años, perder hegemónico. Necesitamos una nueva distribución geográfica, manera horizontal, desde el mar hacia el oriente, y que compartan las riquezas de sus tres regiones.